Planeta Ahorro
·  Claves de la Reducción del Gasto Energético
Volver
Foto del artículo

Técnicas de deshumidificación

Si usted tiene un negocio de hostelería, deportivo o industrial le puede interesar conocer el funcionamiento que tienen los deshumidificadores, así como las diferentes técnicas de absorción y elminiación de humedad que existen para los interiores de los recintos y de las paredes de los mismos.

Este artículo muestra una comparativa entre tres formas con las que se puede reducir la humedad ambiental, explicando con detalle cada una de ellas:

Deshumidificación por ventilación y calefacción

Este método consiste en elevar la temperatura y la ventilación en el interior del recinto a procesar. La eficacia de dicho método depende de las condiciones exteriores: cuanto más baja sea la temperatura en el exterior y más alta la temperatura interior más eficaz será este método. Por lo cual los mejores resultados pueden obtenerse en la época de invierno y otoño.

Al deshumidificar muros húmedos, la temperatura ambiente del aire no debe sobrepasar los 35ºC. Una temperatura demasiado alta puede provocar formación de grietas y deterioro en la pared. Una ventilación insuficiente durante el secado de paredes húmedas con este método hace que las partes más secas de las paredes y del techo absorban el vapor generado.

El empleo de este método implica mayores gastos que otros, sobre todo por su baja eficiencia (largo tiempo de secado) y por el hecho de que los mejores resultados pueden obtenerse con diferencias de temperatura más grandes (alta demanda de potencia calorífica).

Deshumidificación por condensación

Este método consiste en la extracción de la humedad del aire mediante su enfriamiento por debajo del punto de rocío. Sus elementos principales son: ventilador, compresor e intercambiador de calor (condensador y evaporador).

La temperatura del aire extraído por el deshumidificador está entre unos 3 y 8ºC más alta que la temperatura del aire absorbido. Este aumento de temperatura puede provocar la evaporación más rápida del agua en paredes húmedas, por ejemplo. El volumen de agua en el aire llega a reducirse considerablemente, a medida que el tiempo de trabajo del dispositivo en un espacio cerrado aumente.

La deshumidificación por condensación es definitivamente la más eficaz y económica, en comparación con la deshumidificación por calentamiento y ventilación, sobre todo gracias a la eliminación del intercambio del aire contenido en el interior del espacio.

Deshumidificación por absorción

Este método consiste en la extracción de la humedad del aire mediante su absorción con empleo de materiales higroscópicos. Para este método de secado se utilizan los deshumidificadores por absorción, cuyos elementos principales son: tambor rotativo junto con el grupo propulsor, ventiladores, radiador de aire, filtro, carcasa y accesorios.

El tambor por lo general está fabricado en chapa de aluminio de perfil adecuado (en forma de capilares axiales) cuya superficie está cubierta con una sustancia higroscópica, capaz de absorber la humedad. La ventaja de este tipo de secado consiste en la posibilidad de secar el aire a temperaturas inferiores a 0ºC.

En Climatización10 encontrará distintos modelos de deshumidificadores al mejor precio.


Categoría: Ayuda y tutoriales

 

 

Logo de Climatización10

© Planeta Ahorro, una revista diseñada para Climatización10.com por Toma10 | Visite también Cajas10.com

Para contactar con Planeta Ahorro: 91 161 03 04 o contacto@climatizacion10.com