Planeta Ahorro
·  Claves de la Reducción del Gasto Energético
Volver
Foto del artículo

La producción casera de electricidad

La producción casera de electricidad funciona con éxito desde hace años en varios países. Alemania, Italia y California son referentes mundiales, al permitir a los hogares y a las pequeñas industrias producir su propia electricidad e inyectar el excedente a la red, cobrando por el excedente o descontando en su recibo la electricidad que hayan aportado al sistema eléctrico.

Los usuarios-productores reciben por su electricidad excedente una compensación, bien en kilovatios, bien en dinero. La mayoría de estos sistemas funcionan con energía solar fotovoltaica, por el rápido avance de esta tecnología, que ha permitido reducir los costes un 80% en cinco años.

En España, este proceso ha quedado cercenado provisionalmente, al gravar el Gobierno la producción eléctrica casera con un nuevo canon, de tal forma que incluso puede ser más caro autoproducir electricidad que comprarla a la gran compañía tradicional.

Ni en Italia, Japón, Bélgica, California, Dinamarca, Hawai, Brasil, Alemania, México o Canadá, por ejemplo, donde el autoconsumo ya está en marcha, los usuarios deben pagar un peaje de respaldo por servirse de la red, como obliga en España la reforma eléctrica del Gobierno. Esta medida, según los expertos, frena de hecho el desarrollo de esta ecológica opción de ahorro para los consumidores, favoreciendo a las grandes compañías productoras y distribuidoras de energía.

California, tierra de las vanguardias tecnológicas, fue el primer estado que, en 1996, introdujo el autoconsumo como un elemento más del conjunto de la producción eléctrica. Ya en 2012, unos 40.000 usuarios se beneficiaban de esta alternativa, que compensa al productor-usuario con créditos en kilovatios por la electricidad devuelta a la red.

Con la producción casera de electricidad, los hogares y las pequeñas industrias podrían producir la mayoría de su consumo eléctrico, y el resto comprarlo a la compañía eléctrica. Pero teniendo en cuenta la velocidad a la que bajan los costes de la fotovoltaica, el usuario podrá en un futuro cercano producir el 100% de su consumo, utilizando la red sólo como respaldo.

Pieza básica del sistema de autoproducción de electricidad es la necesidad de "almacenar" la energía producida en baterías. El futuro desarrollo de baterías más eficaces, pequeña, ligeras y portables y su abaratamiento será definitivo en la total popularización de esta ecológica opción.

Alemania puso en marcha y fomentó la autoproducción eléctrica en el año 2000 y cuenta ya con más de un millón de instalaciones. Este país ha dado un paso más, subvencionando en un 30% la compra de baterías para los usuarios que produzcan la electricidad que consumen, con la condición de que la autoproducción no supere el 60%.

Pese al empeño del Gobierno español en favorecer a las grandes distribuidoras en contra de los intereses de los consumidores, la tendencia hacia la autoproducción de energía eléctrica es imparable y no habrá sobrecargos ni impuestos que puedan frenarla.


Categorías: Utilizar renovables y Cambiar de energía

 

 

Logo de Climatización10

© Planeta Ahorro, una revista diseñada para Climatización10.com por Toma10 | Visite también Cajas10.com

Para contactar con Planeta Ahorro: 91 161 03 04 o contacto@climatizacion10.com