Planeta Ahorro
·  Claves de la Reducción del Gasto Energético
Volver
Foto del artículo

Cómo elegir Chimeneas y quemadores

Una chimenea tradicional no es más que un sistema de generación de calor, ciertamente inseguro y de bajo rendimiento, formado por un hogar donde arde el combustible y una conducción de humos hacia el exterior, situada inmediatamente encima.

Transformadas en su forma y tecnología, las chimeneas y quemadores actuales son dispositivos seguros y eficientes, muy decorativos y altamente prácticos. He aquí sus principales características:

Chimeneas

Transformadas en su forma y tecnología, las chimeneas actuales, las que aquí les ofrecemos, son dispositivos seguros y eficientes, muy decorativos y altamente prácticos.

Es bien sabido que el fuego aporta calidez a las estancias, generando una agradable sensación de confort, creando un ambiente único.

Si está pensando en instalar una chimenea en su negocio, es necesario que conozca los tipos de combustible disponibles y sus características. No todos los combustibles son indicados para todos los tipos de chimenea. El cumplimiento de la función deseada y el buen funcionamiento de una chimenea dependerá en gran medida del tipo de combustible que utilice.

Hay chimeneas de muy diversas formas y tamaños, construidas con diversos materiales y acabados y que tienen una mayor función calorífica que decorativa, o viceversa. Nuestra selección de chimeneas y quemadores es buena muestra de ello.

Los combustibles para chimeneas más utilizados son:

El bioalcohol o bioetanol

Las chimeneas de bioalcohol han supuesto una revolución en el sector de la Decoración, tanto como en el de la Climatización. Al no necesitar evacuación de humos, ni una especial instalación, pueden ubicarse en cualquier lugar, pisos, buhardillas o viviendas unifamiliares. El combustible que utilizan es alcohol biológico, producido a partir de productos agrícolas (patatas, trigo, maíz, etc.), que no contamina, no genera humos ni olores ni partículas de hollín y tiene una combustión completamente limpia. Las emisiones de un quemador de bioalcohol equivalen aproximadamente a las de dos velas. 

La madera

Cada tipo de madera arde de manera diferente. Las maderas blandas (pino, abeto), aunque no proporcionan mucho calor, son idóneas para encender la chimenea y para avivar el fuego en un momento determinado. Las maderas duras (roble, nogal, abedul, fresno, olmo) proporcionan calor y son especialmente recomendables para mantener el fuego encendido. Tienen un alto poder calorífico y gran duración en su combustión, por lo que proporcionan un calor radiante y mantienen sus brasas mucho tiempo incandescentes. No obstante, para un consumo más económico y sostenible hay que tener en cuenta la importancia de utilizar las maderas locales, más abundantes de la zona.

Las briquetas

Las briquetas se producen a partir de residuos de la madera, procedentes de empresas dedicadas a trabajar con ellas. Son una forma eficaz de ahorrar y de hacer un uso sostenible de los recursos energéticos. Puedes encontrarlas en forma redonda o de ladrillo, que son más compactas y se deshacen con mayor dificultad. Las más habituales son las briquetas de madera, aunque también se fabrican con polvo de lignito, de mayor poder calorífico y rendimiento. 

La electricidad

Las chimeneas eléctricas aúnan las cualidades decorativas de las chimeneas de leña con la limpieza y la seguridad propias del calor eléctrico. No necesitan ningún tipo de instalación ni mantenimiento, y funcionan como un sistema de calefacción complementario que lo único que requiere es un enchufe con toma de tierra. Las chimeneas eléctricas llevan incorporada una resistencia eléctrica en su interior, complementada con unas luces que simulan el efecto de la llama a través de un haz de luz intermitente. Las chimeneas eléctricas permiten regular la intensidad de la calefacción y del efecto fuego. Algunos modelos incorporan un termostato electrónico que controla la temperatura, un limitador térmico que evita el calor excesivo y proporciona mayor seguridad y un mando a distancia para controlar el encendido y apagado.
 

Quemadores

Un quemador es un dispositivo que quema combustible líquido, gaseoso o ambos (excepcionalmente también sólido) y produce calor, generalmente por medio de una llama. Puede ir asociado a una caldera o a un generador para calentar agua o aire, pero también se usa en procesos industriales para calentar cualquier sustancia.

Los que comentamos aquí, son quemadores decorativos de bioetanol, que se pueden ser utilizados como núcleo de una preciosa chimenea construida a la medida y la estética de cada usuario.

Suelen estar equipados con mando a distancia y botón de encendido/apagado. Al disponer de detectores de seguridad que paran el aparato en caso de disfunción (C02, calor, etc.), los quemadores son considerados dispositivos de alta seguridad.


Si desea más información, puede ver en Climatización10:


Categoría: Cómo elegir y comprar

 

 

Logo de Climatización10

© Planeta Ahorro, una revista diseñada para Climatización10.com por Toma10 | Visite también Cajas10.com

Para contactar con Planeta Ahorro: 91 161 03 04 o contacto@climatizacion10.com